te escojo a Ti!

Hoy queremos compartir contigo acerca de lo importante que es aprender a escoger. La palabra escoger se refiere a elegir o hacer una elección entre dos o más posibilidades. En la Biblia encontramos varios ejemplos en los que Dios escogió a hombres y mujeres para llevar a cabo grandes proezas. Lo asombroso es que Dios también nos escogió a nosotras! Acompáñame a leer los siguientes versículos:

“…según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de El…” Efesios 1:4 (RVR1960)

“…No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre…” Juan 15:16 (NVI)

Tu fuiste Su elección! Dios envió a Su único Hijo a morir en la cruz por amor a ti! El te escogió a ti y ahora te toca a ti escoger.

“… A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia…” Deuteronomio 30:19-20 (PDT)

En la Biblia encontramos ejemplos de personas que escogieron vivir amando al Señor y obedeciéndolo, estando cerca de Él, pero también encontramos ejemplos de personas que escogieron vivir apartados del Señor, desobedeciendo Sus mandamientos y desechando Sus enseñanzas; cada persona tuvo una recompensa de acuerdo a su elección.

Oro para que Él sea lo más importante y lo único necesario en tu vida! Que así como Moisés estuvo convencido que no valía nada sin la presencia de Dios … que de la misma manera tu puedas tener la convicción que sin El nada somos. Moisés sabía lo que era estar y habitar en la presencia de Dios, fue por ese motivo que el pudo hacer esta declaración tan convincente y determinada:

“…Si tu presencia no va con nosotros, no nos hagas partir de aquí…” Éxodo 33:15 (RVR1960)

Me pregunto: ¿Qué conoció Moisés? ¿Qué fue lo que vivió? ¿Qué experimentó? ¿Qué sabía Moisés para poner en juego la tierra prometida y tenerla  en poco comparada a la presencia de Dios?  Oro para que estemos dispuestas a rendir y morir a nuestros sueños antes que apartarnos de Su presencia … de nada nos sirve tenerlo “todo”, si no lo tenemos a Él! Yo … te escojo a Ti!

Comentarios