¡Será Maravilloso!… Aunque Duela

pexels-photo-25323

Has estado en situaciones que parecen el fin del mundo? que parece que son tan dolorosas que te destruirán?  Si hoy estas pasando algo que no te esta gustando tienes que saber que Dios tiene cuidado de cada detalle de tu vida y solo debes gozarte en el proceso porque tendrá un final maravilloso.
¡Podemos verlo al disfrutar de nuestra salvación! que tan hermosa es la Salvación de Jesús para ti?

Que ahora tu y yo podamos disfrutar de la salvación es lo mejor que nos pudo haber pasado en la vida, sin embargo no fue un proceso fácil, al contrario, fue doloroso y vergonzoso. Imagínate estando en ese momento en el que ves a Jesús  siendo latigueado y desfigurado, ¡ Nadie hubiese pensado que era algo bueno! en medio de las lágrimas, el dolor, la burla y el miedo, todo parecía ser un caos. No obstante, era la mas grande acción de amor que alguien pudo haber realizado en esta tierra desde su existencia y lo mas maravilloso de todo es que hoy tu y yo podemos disfrutar de la hermosura de ese sacrificio.

Puedes ver de esa manera esa situación que estas viviendo hoy? puedes reconocer que esta situación es necesaria para atraerte a Dios y que puedas entender una mayor dependencia de Él? puedes entender hoy que lo único que te queda, en lugar de angustiarte y estar triste, es gozarte porque el Señor pelea por ti?! Cuando empieces a dejar atrás la queja y la negatividad y empieces a aferrarte al ejemplo de Jesucristo y a su Palabra, entonces podrás caminar confiada en medio de esta tormenta y sabrás que todo obra para bien a los que le aman y que podrás tener un testimonio vivo que Dios es real y todavía hace milagros. Lo puedes creer conmigo?

Romanos 8:28-32

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?  El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Comentarios