¿puedes ver la nube?

pexels-photo-106606

En 1 Reyes 18:1 leemos lo siguiente: “pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra. Fue, pues, Elías a mostrarse a Acab. Y el hambre era grave en Samaria”.

El profeta Elías escuchó la palabra y creyó que se cumpliría. Es por ese motivo que en 1 Reyes 18:41-45 encontramos un relato impresionante que muestra cómo la oración y la fé de un hombre hizo que la promesa de Dios se manifestara y pusiera fin a un tiempo de sequia.

Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye. Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas. Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia el mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces.  A la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te ataje. Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. 

Te compartimos tres puntos que deseamos dejar en tu corazón para que podamos meditar, aprender y poner en práctica:

  1. Nuestra perspectiva será puesta a prueba: en el proceso de espera… ¡CONFÍA! En 1 Reyes 18: 1 dice “pasados muchos días”.  Luego, en 1 Reyes 18:41-45 leemos: “y él subió, y miró, y dijo: no hay nada”.  En un capítulo encontramos varias “pruebas” o “tiempos de espera” que el profeta Elías tuvo que atravesar; sin embargo, la reacción y postura que tomó nos enseña acerca del nivel de confianza que tenía en Dios y en Su palabra.  Aprendamos a tener la perspectiva correcta.
  2. En medio del proceso nuestra fe será fortalecida: permite que tu fe crezca. Dale espacio a Dios para que forme tu carácter y te haga depender totalmente de El.
  3. Permite que Dios ponga en tu vida Su perspectiva: en medio de cada proceso es importante que podamos ver lo que Dios ve, tener Su perspectiva nos ayudará a mantener nuestros ojos puestos en El, confiando en Su promesa y en Sus tiempos.

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Hebreos 10:23

¿Puedes ver la nube?  Recuerda que… ¡Si Dios lo dijo, El lo hará!

Comentarios