Por mi culpa, mi gran culpa

Young Woman Travel Nature Concept

Cuando estamos en angustias y frustraciones, algunas veces no entendemos el por qué de las cosas que nos suceden en la vida. Muchas veces nos han defraudado, han hablado mal de nosotras, tenemos mala relación con nuestra familia, nos va mal en los estudios y andamos echándole la culpa a todos de lo que nos pasa.

Hemos llegado a un tiempo en el que todo es caos, confusión y temor, pero también es un tiempo en el que tenemos que ser mujeres maduras y tomar nuestra posición como lo que somos. Es un tiempo en el que ya no podemos echarle la culpa a los demás de lo que nos pasa, tenemos que levantar nuestra cabeza y ser responsables. Entiendo que lo que estés pasando no lo hayas provocado tu, pero quiero que te preguntes, ¿Sigues quejándote?¿Sigues responsabilizando a alguien mas por lo que pasaste o por lo que estás pasando? Aquí es donde está el problema. Muchas veces nuestro corazón no sana porque no hemos tomado responsabilidad sobre ese asunto que nos está constantemente molestando. ¿Te has puesto a pensar que tu pudiste haber tomado una mala decisión que te llevó a donde estás ahora?

¿Quieres tener un corazón sano y no sabes cómo? el tomar responsabilidad de tus malas decisiones te hace caminar en libertad, porque reconoces que tal vez no todos los demás son los únicos responsables, porque reconoces que tu también tomaste malas actitudes y malas decisiones que te llevaron a donde estás ahora. Piensa por un momento, qué hiciste tu para estar en donde estás ahora? y también pregúntate, ¿Qué dejaste de hacer para estar en la situación donde estás ahora? Es importante que reconozcas tu pecado para que puedas tomar el control de tu vida y entregársela a Dios. Muchas veces le dejamos la responsabilidad de nuestro dolor a los demás, ahí no podemos hacer nada para sanar porque no está en nuestro control. Decide hoy tomar tu posición de hija de Dios y tu responsabilidad sabiendo que si te arrepientes y le entregas tu corazón, tus sentimientos y tus pensamientos a Dios el te va a restaurar.

Puede ser que si, tuviste la culpa pero deja de acusarte y camina en la libertad a la que Cristo te llamó!

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados…Gálatas 5:13a

 

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. Romanos 8:33-34

 

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Romanos 8:1

Quiero recordarte que tienes un Dios REDENTOR! qué mas hermoso que podamos correr a un Dios que sabe que fallamos, pero que por el mismo amor envió a su hijo Jesús a morir para que podamos ser perdonadas. Puede ser que hayas cometido el error mas feo de tu vida o hayas tomado la peor decisión que trajo dolor a tu corazón, pero no te puedes quedar ahí. En Jesús tenemos misericordias nuevas cada mañana, deja todo atrás y permite que sea Jesús mismo quien te sane y te renueve, perdona, no permitas que tu corazón sea dañado por el pasado, HOY ES UN DÍA NUEVO PARA TI!

El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

 

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Lamentaciones 3:22-23

Comentarios