¡NO TE OLVIDES…!

pexels-photo-31271

Todas tenemos más de alguna anécdota de momentos en los que nos hemos olvidado de algo. Seguramente a todas se nos ha olvidado, más de alguna vez, el lugar en donde dejamos las famosas llaves del carro, de la casa o de la oficina, ¿no es cierto? Algunas de nosotras tendemos a olvidar los nombres de las personas que conocimos por primera vez o las fechas de cumpleaños, aniversarios, etc. Y, aunque no lo querramos admitir, algunas personas somos más olvidadizas que otras.

Usualmente, cuando estamos distraídas, despistadas o apresurada, es cuando tendemos a olvidar. Casualmente, la definición de la palabra “olvidadiza” es: distraída, despistada, descuidada; sin embargo, el diccionario también incluye las palabras egoísta e infiel en la definición. Tal vez te preguntarás, ¿cómo se relacionan las palabras egoísta e infiel con la palabra olvidadiza? Al leerlo la primera vez pensamos lo mismo pero al meditar en ello podemos relacionarlo con lo que David experimentó:

  • Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados  y sana todas tus dolencias;  él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión. Salmos 103:2-4(RVR1960)

David sabía que no podía correrse el riesgo de olvidarse de lo que Dios había hecho en su vida y, “literalmente” le ordena a su alma no solo bendecir a Jehová, sino también el no olvidar ninguno de sus beneficios.  David sabía que existía el riesgo de llegar a olvidar lo que Dios había hecho en su vida, Sus mandatos e incluso Sus promesas.

Este día queremos recordate esas mismas palabras: ¡NO TE OLVIDES…! No te olvides de tu Padre Celestial, no te olvides de tu Salvador, no te olvides de tu Señor, no te olvides de tu Sanadar, no te olvides de tu Redentror, no te olvides de lo que Jesús hizo por tí! No te olvides que cuando todo se haya terminado, solo Dios permanecerá. No te olvides que nuestro tiempo en esta tierra es pasajero pero nuestro tiempo con Papá será para toda la eternidad. ¡NO TE OLVIDES…!

Comentarios