Dios no tiene un látigo en su mano…

 

screen-shot-2016-09-05-at-2-22-00-pm
Hola a todas! Para las que recién leen este blog, quiero contarles que esta semana estamos leyendo el devocional sobre la Ternura de Dios. Hemos aprendido mucho sobre esta característica tan hermosa de nuestro Papá y de ahora en adelante podremos caminar seguras en El.

Muchas hemos pasado situaciones donde nos hemos sentido acusadas por nuestro pecado, no es así? nos hemos sentido rechazadas por que no hemos recibido el perdón de alguien a quien hemos ofendido, cometimos pecado ya sea consciente o inconscientemente y sentimos que Dios también tendrá ese mismo trato con nosotras. Muchas veces tratamos de alejarnos de Dios porque tal vez tuviste un papá muy estricto, o tal vez desde niña conociste a un Dios malvado y castigador. En este tiempo estamos conociendo que al contrario de eso, Dios es tierno y amoroso aún cuando le hemos fallado.
Cuando caemos y pecamos de nuevo, cuando nos falta fe para creer que las cosas podrían ser diferentes, cuando fallaste tanto que ya nadie puede perdonarte, puedes confiar que Papá conoce tus debilidades, conoce tu corazón y que aún ahí el volverá a buscarte como una oveja que se extravió, te tomará en sus brazos y te acercará a su corazón.
Isaías 40:11NVI
Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos;
los lleva junto a su pecho,  y guía con cuidado a las recién paridas.
Recuerda que es Satanás quien acusa, es él quien trae juicio sobre ti, pero también recuerda que Cristo ya pagó por todos tus pecados, llevó sobre el tu culpa y tu enfermedad y si te acercas a él con arrepentimiento verdadero, Jesús mismo sanará tus heridas. Ya no hullas mas de su amor, su gracia está hoy lista para que la tomes y la hagas tuya, ya no vivas en temor pues si Cristo te perdonó nadie podrá juzgarte porque en él tienes un abogado delante del Padre.
Romanos 5:20 NVI
En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia
1 Timoteo 1:14
Pero la gracia de nuestro Señor fue más que abundante, con la fe y el amor que se hallan en Cristo Jesús.
Muchas veces recibirás una redirección de parte del Padre porque dice la Palabra de Dios que a quien ama, el corrige (Proverbios 3:12) ; aún en medio de su corrección será en amor, con paciencia y con gozo porque te tendrá mas cerca de su corazón que antes.
Mujer, fuiste llamada a caminar en victoria, no permitas que nada te detenga. Cristo vino a dar su vida para que camines en libertad, para que corras en el propósito que él preparó para ti; conoce su ternura y experimenta su amor cada día, pero sobre todo ¡Camina confiada en sus promesas para ti!
Comentarios